La protagonista de la famosa serie Glee, Lea Michele, solía ser fanática del queso. Pero luego de pasarse al veganismo, es decir no consume ningún tipo de producto que sea de origen animal incluyendo carnes, huevos y leche, la actriz tuvo que dejar de comerlo.

Sin embargo, encontró una nueva pasión culinaria. “Descubrí que los postres veganos saben mejor que cualquier otro postre. Así que, cuando tengo un antojo, voy por un postre vegano”, confesó Michele ante la prensa. Pero eso no es todo. “Estoy obsesionada con Smart Water. La bebo todo el día”, agregó. Smart Water es un tipo de agua plenamente orgánica, sin ningún tipo de químicos adicionales, que según argumentan los especialistas, es el agua más sana del mercado.