liberate-de-la-preocupacion-asi

Las preocupaciones que tenemos en la cabeza pueden hacernos sentir realmente mal. Sí, preocuparse por aquello que no estamos haciendo puede ser una verdadera tortura.

La pregunta es, ¿cómo puedes liberarte de esas preocupaciones que te están robando la paz? Hoy te planteamos unos sencillos pasos para olvidarte de aquello que te está carcomiendo por dentro y te impide pasar a la acción.

Halla la calma dentro de ti

El primer paso para conseguir erradicar a las famosas preocupaciones es calmarte. Una vez que lo logres, tienes que reconocer esa sensación y dejar que te llene.

Acepta

Acepta que esos sentimientos de preocupación son algo que forma parte de ti. Siéntelos, aunque no sean agradables. La vida no solo está llena de momentos de felicidad, sino también de tristeza, y es por eso que debes estar preparada para enfrentar ambos, aunque los segundos sean menos llevaderos.

Sé consciente del momento

Ser consciente del momento en el que estás sintiendo todas esas preocupaciones y te estás dando cuenta de los sentimientos que están en tu interior es el tercer paso que necesitas para trascender tus preocupaciones. ¿Una buena idea? Céntrate en tu respiración.

Convéncete de que este momento es suficiente

Para liberarte de esas preocupaciones que surgen por la inacción, el último paso es precisamente convencerte a ti misma de que es suficiente con lo que estás pasando en ese momento concreto. Es un momento. Es algo que debe ocurrir. Sin más. No es ni mejor ni peor.

Una vez lo hayas logrado, podrás despejar tu mente para seguir haciendo aquello que lamentabas no estar haciendo.