MODA

La moda se puso a rodar en las pasarelas de Nueva York y con ella las últimas novedades en tendencias para la próxima temporada de invierno. Aquí, un repaso por los mejores desfiles.

Carolina Herrera. Propuso una serie de vestidos que se destacan por sus estampados geométricos en una colección atemporal que tiene como hilo conductor a los colores de temporada.

Marc by Marc Jacobs. Una apuesta a la superposición dejando como clave la posibilidad de prendas posibles no sólo para esta temporada. La silueta urbana-sport aspira a una línea masculina que tiene como punto de tensión la cintura delimitada por accesorios.

Ralph Lauren. Una propuesta que tiene al color rosa como protagonista. Su estilo atemporal suma colores neutros en una silueta urbana –sport.

Donna Karan. Luego de presentar su colección “más juvenil”, DKNY propuso en esta línea algo más sofisticada, que se resume en bucaneras, abrigos oversize y variante en piel, además de vestidos largos que se destacan por el movimiento y tienen como punto de tensión la cintura y el escote en colores de temporada.

Vera Wang. Inspirado en deportes extremos, propone una silueta deportiva-urbana que combina texturas de alto impacto y colores fluorescentes. El modo en el que genera puntos altos en su colección con texturas en lana o tipologías en piel son, tal vez, los focos de atracción en esta oportunidad.

Tommy Hilfiger. Mostró todo “eso” que quiere verse en una colección de invierno. Prendas urbanas en texturas más que “casual” como los son el denim y el escocés.  También le dijo que sí a la lana, las pieles y el cuero. Tipologías que combinan minis, camperas, monoprendas y abrigos harán de la colección un éxito asegurado.

Anna Sui. La diseñadora -fiel a su estilo- propone una colección con tipologías variadas en donde se destaca la combinación de estampados, colores a pleno y piezas únicas.

Calvin Klein. La marca encargada de cerrar la semana de la moda en Nueva York propuso una silueta H que tiene como punto de tensión la cintura, la superposición como clave y los tejidos en jersey como imprescindibles. La paleta de color se mueve al ritmo del color negro en contraste con los neutros entre los que sumó los colores de temporada. No faltaron los abrigos XL.