El lomo saltado es un plato típico de la cocina peruana, que data del siglo XIX. Es delicioso y súper fácil de adaptar en cualquier país de Latinoamérica. Pero lo más curioso de esta comida es que combina la tradición culinaria criolla con influencias orientales.

Así, su sabor y sus aromas son el fruto de la fusión puntual de dos gastronomías milenarias, que convirtieron al lomo saltado en una de los platos más popularmente consumidos en el Perú.

Para prepararlo se utiliza carne de res (bistec o lomo fino), cebolla morada y tomate cortados en tiras. Se saltean en sartén con un poco de aceite. Se agrega un poco de ají amarillo cortado bien fino, sal, pimienta, un chorro de vinagre de vino tinto y otro de salsa de soja. Se sirve con arroz blanco y papas fritas y se decora con perejil picado.