Las vidrieras ya nos están presentando las nuevas colecciones Otoño/Invierno 2013. Hacemos un repaso de las cinco tendencias infaltables de la temporada y te contamos cómo usarlas.

Un estilo: militar

Todo en la moda siempre vuelve y, esta vez,  es el turno del estilo militar. Lo podemos explotar a full llevando chaquetas y parkas en tonos caqui, como también pantalones y faldas largas de este mismo color. Son prendas súper neutras para combinar con todo. Este color, en general, nos beneficia a todas. Además, son prendas que vas a poder seguir usando en las próximas temporadas.

Una textura: el cuero

¡Esta textura se va a ver más que nunca y en todo tipo de prendas!: pantalones, polleras tubo, chaquetas y camisas. Pero hay que tener cuidado con estos géneros tan brillosos y gruesos. El consejo es no usarlo demasiado ajustado al cuerpo. Si tenemos piernas fuertes, no es conveniente vestir pantalones de cuero, pero sí camisas, blusas o chaquetas.

Una prenda: blusas peplum

Los años ochenta también vuelven con fuerza de la mano de esta prenda. Perfectas para vestir un look más formal, son ideales para marcar cintura. Sin embargo, muchas veces puede aumentar el volumen corporal con los volados que poseen arriba de las caderas. En ese caso, inclínate por las de colores neutros y opacos, que posean un volado sutil. En cambio, si tienes poca cadera, este corte te favorecerá.

Un calzado: zapatillas con taco

Un mix jugado donde conviven el deporte y la extravagancia. Un artículo de pura moda, quizás para las más trendy y joviales. Son ideales para usar con chupines y hasta combinarlas con minifaldas. Dan mucho volumen a nuestros pies que, a veces, pueden parecer desproporcionados y poco armónicos. Por eso, es mejor elegirlas de colores oscuros: negro, chocolate o bordó.

Un color: blanco en invierno

Es el tono protagonista indiscutible del verano… ¡Pero sigue con todo este invierno! Y dice presente en pantalones, chaquetas, trenchs y sweaters. Es un color un tanto particular y complicado para usar, porque pone todo en evidencia, hasta lo que no tenemos. Te sugerimos elegir no los blancos plenos y sí los manteca. El tip: llévalos en la zona de tu cuerpo que te guste resaltar.