COS010114_106

La belleza norteamericana, Lauren Conrad siempre ha tenido un look impecable y muy chic frente a las cámaras, y es que esta chica es tan obsesionada por los productos de belleza como nosotros. Por eso hablar de labiales es pan comido para ella, considerando que su vida incluye asistir a eventos y lucir fabulosa todos los días.

Lauren le compartió al sitio de belleza Refinery29 sus tips para tener unos labios besables en todo momento, así que revísalos uno a uno y comienza a ponerlos en práctica

1. Exfoliar y humectar 

En primer lugar, tienes que usar un exfoliante de labios para retirar la piel muerta y suavizar la superficie de tus labios. Esto dejará tu puchero preparado para un rico bálsamo para los labios. Lauren recomienda hacerte tu propio exfoliante con aceite de oliva y azúcar.  Mantén tus labios suaves e hidratados aplicando un buen bálsamo todas las noches antes de ir a la cama, y si tienes una cita la idea es que lo hagas una semana antes.

2. Defínelos 

Una vez que tus labios están completamente exfoliados y humectados, necesitarás darles definición y forma con un delineador de labios que combine con el color de tu lápiz labial. Esto también ayudará a evitar un desastre más tarde, es decir, que tu lápiz de labios no se salga por fuera de las líneas de tu boca.

3. Ponles tintura

Ahora es el momento de rellenar tus labios con color. Elije un tono que sea el mismo o casi igual que el color de tu lápiz labial. Un tinte de labios lo que hará esencialmente será manchar tus labios, para que así si te encuentras en una cena o tomando de una copa, mantengas todavía un poco de color en tus labios. Los tintes también funcionan muy bien después de que exfolias tus labios, ¡así que no olvides el paso uno!

4. Aplica el labial

Después de que tus labios están preparados, delineados, y teñidos, es hora de colocarte el labial. Simplemente asegúrate de que estás aplicándolo uniformemente por toda la boca.

5. Séllalos

El último paso para obtener labios de película es, literalmente, sellar el trato.  Este es un truco que Lauren usa para ella misma: Después de aplicar el labial, presiona una servilleta sobre tus labios y ligeramente pon un poco de polvo traslúcido sobre el pedazo de papel. El polvo caerá sobre tus labios a través de la servilleta, y sellará el color de tus labios de la misma forma en que lo hace cuando te lo colocas en la cara para finalizar el maquillaje.

Ahora sí, ¡olvídate de tu maquillaje y solo dedícate a disfrutar de tu cita!