Muchos creen que cuando la mamá no está en casa los chicos se portan mal, no hacen caso o apelan al berrinche y al llanto. Pero esta hipótesis podría estar llegando a su fin porque este estudio reveló todo lo contrario sobre el comportamiento infantil.

Sí, los chicos se portan peor cuando está mamá

La investigación no solo derriba el mito de que los chicos se portan mejor cuando mamá está en casa sino que el dato es asombroso: los chicos se portan un 800% peor cuando mamá está con ellos en el mismo espacio. Sorprendida, ¿no?

El estudio es el resultado de una investigación del Departamento de Psicología de la Universidad de Washington, que tomó como muestra a 500 familias. Según los resultados, al estar mamá en casa, los niños tienen peores actitudes que cuando ella no está: se quejan llorando, gritan, algunos acudieron a violencia física (como abofetear), y demostraron actuar de forma caprichosa.

Uno de los profesores de dicha Universidad, K. Leibowitz aseguró que se encontraron con niños muy pequeños (de ocho o nueve meses de edad) que estaban jugando felices y tranquilos sin mamá en casa, pero que al ver a su madre entrar en el mismo espacio donde ellos estaban eran más propensos a comenzar a llorar, lanzar objetos y una serie de actitudes que demuestran una necesidad de recibir la atención inmediata de la mamá. Esto que Leibowitz describe se observó en un 99% de los casos.

En el 1% restante, se trataba de niños con problemas de visión, pero reaccionaron de la misma manera que el 99% de los demás niños. En lugar de reaccionar al ver a la madre, reaccionaron al escuchar su voz.

Paul Olsen es padre de 3 niños e integrante de una de las familias participantes en el estudio. “Siempre me pregunté porque ella -la mamá- no conseguía calmar a los chicos. No le hacían caso. Aun así, yo siempre los consideré niños buenos, tranquilos”, dice.

Esta percepción de Olsen no difiere en absoluto con los resultados del estudio de la Universidad: a pesar de utilizar los mismos métodos disciplinarios, el total -sí, el 100%- de los niños fueron más receptivos a las instrucciones orales en un nivel de voz normal y dichas por alguien que no sea su madre.

¿Qué te parece esta idea? ¡A nosotras nos suena un poco extraña! Haz la prueba y cuéntanos: en tu casa, ¿los chicos se portan mejor con o sin mamá?