Aprovechando la fecha tan cercana a San Valentín, decidimos hablarte sobre coloretes, especialmente de aquellos que te servirán para esta ocasión tan romántica.

Independientemente del color que sueles usar en el día a día, el tono romántico por excelencia es el rosado. Es un color que transmite juventud, feminidad y, obviamente, romanticismo. Ya sea mate o satinado, podrás encontrar el rosado que mejor le quede a tu tono de piel.

Hay un color que se adapta a todos los tonos de piel: el coral. Lo importante es que elijas uno con destellos rosados, para conseguir el aire romántico que estamos buscando.

Dior nos ofrece su Diorblush Colorete Passion Fruit, que nos permite resaltar nuestro rostro con un tono más claro o más oscuro, según la conveniencia. Tiene un acabado luminoso que te aportará un efecto de niña buena, si lo aplicas en el centro de tus mejillas.

Por su parte, todas las colecciones de coloretes L’Oréal tienen como privilegiado al rosa. El Accord Perfect Blush es ya un clásico entre sus coloretes y muy práctico para llevar a todas partes. Pequeño, coqueto, con espejo y brocha. Elígelo en rosa, luminoso y satinado.

Otra gran opción es un color fucsia, ideal para las más osadas, sobre todo si lo eliges con brillo. Te dará un look estilo muñequita que a muchas chicas les gusta. Si prefieres algo más sobrio, pero quieres animarte con el fucsia, adquiere un blush fucsia mate. Te dará el mismo efecto, pero suavizado.