VIAJES

De los paisajes más increíbles a los edificios más curiosos, originales o por qué no, excéntricos. Esta nueva lista de rincones recopila los edificios más sorprendentes del mundo. Algunos de ellos parecen sacados de un sueño y otros de una mala noche de pesadillas, pero ahí están, dando color a las ciudades. ¿Cuál te llama más la atención?

Estadio Olímpico de Beijing

El Estadio Nacional de Beijing (más conocido como el Nido de pájaros) es uno de los edificios más emblemáticos de las olimpíadas. Su peculiar forma remite a un gran nido iluminado, compuesto por varias tiras que se entrelazan entre sí, funcionando como estructura y diseño a la vez. Fue construido para los Juegos Olímpicos y diseñado por los arquitectos suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron, los mismos que diseñaron el estadio Allianz Arena.

Marina Bay Sands, Singapur

Aunque uno no se aloje en este increíble hotel, se puede visitar. Tres torres unidas por una curiosa estructura con forma de barco que presume de ser la plataforma más alta del mundo. Allí se encuentra la piscina del hotel Marina Bay Sands, desde donde se tienen unas vistas increíbles de toda la ciudad. También dispone de discoteca, restaurantes y un centro comercial. Algunos dicen que al anochecer parece una nave espacial posada sobre las tres torres.

Casa Hundertwasser, Viena

¡Vaya espectáculo de color! La casa Hundertwasser, en la calle Kegelgasse 34-38 (Viena), es un edificio de 52 viviendas diseñado por Friedensreich Hundertwasser. Esto quiere decir que aquí ¡vive gente! Es una combinación de ondas, aberturas, color y hasta plantas. Desde que se terminó en 1985 se ha convertido en uno de los lugares más fotografiados de la ciudad.

Palacio Ideal, Hauterives, Francia

El Palacio Ideal es una obra de arte marginal, es decir, que no sigue los cánones típicos de la cultura. Su historia es tan bonita como triste: Ferdinand Chavel, su creador, contaba que un día se tropezó con una piedra y se le ocurrió la idea de esta obra. Recogió piedras, las llevo con una carreterilla y empezó su trabajo. 33 años tardó en acabarla, entre críticas de los vecinos que lo creían un loco. A Picasso le encantó este palacio cuando lo vio y con el paso de los años se convirtió en todo un referente.

La Casa Torcida, Sopot, Polonia

Inspirada en los cómics, el Krzywy Domek es un edificio de la ciudad de Sopot (Polonia). Forma parte de un centro comercial y es la fachada más fotografiada de todo el país desde que se construyó en 2004. Hay que prestar especial atención al tejado que cuando el sol se refleja en las tejas parece que estás viendo las escamas de un dragón.

WonderWorks, Orlando

Y de la Casa Torcida a la casa al revés. La idea era crear algo que pareciera haber caído del cielo, ¡y lo consiguieron! Dentro hay una especie de museo con exhibiciones interactivas, simuladores de huracanes, terremotos y juegos con pistolas láser.