BELLEZA

¿Están de acuerdo en que, cuando nos hacemos las uñas en casa, nunca quedan como en el salón de belleza?

Esto puede deberse a muchos factores, pero sobre todo a que cometemos algunos errores que nadie nos había dicho.

En general, las mujeres cometemos estos 3 errores cuando hacemos nuestra manicure en casa:

  • Limarlas en seco y en diferentes direcciones.
  • Empujar la cutícula seca con un bisturí, esto hace que tus uñas crezcan con “crestas” en la superficie.
  • Cortar la cutícula. Nunca debes cortar la cutícula, esta existe para proteger la matriz de la uña, donde vive y respire tu uña. No la expongas.

Lo recomendado para un manicure como de salón es remojar por dos minutos las uñas en un bowl con agua y jabón líquido. Después, con un palito de naranjo empujar la cutícula, terminar con el limado en un solo sentido y luego secar las manos completamente antes de aplicar cualquier esmalte.

Para darle forma a tus uñas debes de guiarte por la forma de tu cutícula. Como recomendación, el largo de tu uña no debe exceder 1/3 del total de tu uña.

También es buen momento para aplicar un poco de crema hidratante a las manos y luego seguir con un buen tratamiento para nuestras uñas.

Aplica una capa de tu tratamiento para uñas y déjalo secar durante un minuto (puede ser un base coat). Este irá directo a tus uñas, luego aplica una segunda capa que te servirá para proteger la uña del color del esmalte.

Después aplica dos capas de tu esmalte favorito y deja secar. Al final aplica un top coat para proteger el color y darle más brillo a la uña y deja secar durante 3 minutos antes de mover las manos. Los esmaltes se secan de adentro hacia afuera, así que ten paciencia para que no arruines tu trabajo.