Carnes

Si eres un auténtico amante de la carne, esta es tu lista. Desde las tradicionales parrilladas americanas a la carne japonesa más selecta, la combinación de carne fresca y fuego es una tradición universal que podemos encontrar en cualquier parte del planeta. Si eres un carnívoro viajero, aquí tienes los mejores lugares del mundo para comer carne.

Takayama, Japón

Japón es conocido internacionalmente por su famosa y premiada carne de Kobe, aunque los auténticos maestros de la carne saben que la mejor variedad se encuentra en Takayama, un pueblo en la prefectura de Gifu, hogar de la increíble ternera de Hida. Esta rosada carne, que en muchos restaurantes locales podrá ser puesta a la plancha por el propio comensal en su propia mesa, se puede acompañar de verdura, salsas regionales y, por supuesto, un buen sake.

Cerdeña, Italia

La mediterránea isla de Cerdeña es conocida por todos como un popular destino turístico de sol y playa. Sin embargo, el viajero avispado encontrará en el interior de la isla una de las más suculentas y antiguas tradiciones culinarias: Su Porcheddu. Si quieres comer la mejor carne de cerdo cocinada a la manera tradicional, asado entero y servido en su propia salsa, tendrás que adentrarte en los restaurantes locales del interior de Cerdeña.

Buenos Aires, Argentina

Quizás no haya un lugar mejor en el mundo donde comer carne que en Argentina, país en el que las parrilladas forman parte de su cultura, convirtiéndolo en uno de los principales productores de carne del mundo y hogar de las más impresionantes barbacoas. Durante las fiestas locales, tanto en Buenos Aires como en otras ciudades y pueblos del país, impresionantes filas de carne de vaca y cordero se asan a fuego lento dejando como huella un montón de cenizas humeantes.

Nairobi, Kenya

Kenya es la capital africana de la carne, siendo su plato nacional el nyama choma, o lo que es lo mismo, carne a la parrilla. Uno de los restaurantes más visitados y, por supuesto, más famosos de Nairobi es el legendario Carnivore que, como su propio nombre indica, tiene la carne como punto fuerte. Se trata de un asador al aire libre que sirven desde clásicos como cerdo, vaca o pollo, hasta carnes más exóticas como cocodrilo, jabalí o camello.

Praga, República Checa

La República Checa y su elegante capital, Praga, son destinos cada vez más populares por los viajeros internacionales, algo que da a los fans de la carne una oportunidad de probar las más clásicas tabernas checas. La Klobasa o salchicha ahumada es de lo más típico, pero los hambrientos carnívoros no deben dejar de hincar el diente en los más tiernos platos de cerdo estofado, chuletas o pinchos a la parrilla.

Montevideo, Uruguay

El hecho de ser vecino de Argentina no impide a Uruguay tener también una ancestral tradición de parrilladas. Los asados uruguayos son famosos por ser más un acto social que una comida en sí misma, por lo que siempre se toman entre amigos. Montevideo ofrece al visitante una gran variedad de restaurantes especializados en asados, en los que el típico plato del día suele ser la ternera, especialmente las costillas, así como el popular chivito uruguayo, un súper sándwich de lomito.