MERCADOS

Monumentos, parajes naturales, restaurantes muy recomendados… En cada viaje hay muchísimos sitios que descubrir y los mercados también deberían estar en esa lista. Por eso, hoy traemos esta recopilación con los mercados más peculiares del mundo que seguro, no dejarán de sorprenderte.

Mercado de pescado de Tsukiji, Tokio

No es que sea un mercado muy bonito, pero el hecho de que Tsukiji (Tokio) sea el mercado de pescado y productos del mar más grande del mundo le da un cierto toque curioso. Se abre todos los días a las 3 de la mañana –menos los domingos-, aunque la mayor actividad tiene lugar sobre las 9 a.m. Resulta muy interesante ver como se hacen las ofertas y compras del pescado fresco entre los comerciantes.

Mercado de Oaxaca, México

El mercado de Oaxaca, en el estado del mismo nombre, tiene la particularidad de ser un centro de cultura maya. Es un mercado auténtico de México que se ha mantenido exactamente igual durante años, con sus olores y colores tan peculiares. Si hay valor, no está de más probar los chapulines, unos grillos fritos y sazonados con limón y sal.

Mercado de San Telmo, Buenos Aires

Aunque comenzó siendo un mercado de comestibles, con el paso de los años se han incorporado también tiendas de anticuarios y cosas de segunda mano, así como un curioso mercadillo de pulgas. Ubicado en el barrio del mismo nombre de Buenos Aires, Argentina, llama especialmente la atención no solo por las tiendas sino por el curioso edificio donde está, hecho de hierro forjado obra del arquitecto Juan Antonio Buschiazzo.

Merkato de Addis Ababa, Etiopía

Además de ser un mercado de los que ya no se ven en muchos sitios, el Merkato de Addis Ababa (Etiopía) es también el más grande de toda África. Aquí está establecido el regateo que se puede ver en la compra de cualquier cosa: desde comida a un animal vivo o ropa. Se forma todos los días de la semana en el centro de la ciudad.

Mercado Östermalms Saluhall, Estocolmo

En plena capital de Suecia, el mercado Óstermalms Saluhall es peculiar por dos razones. La primera es que lleva abierto desde 1888 y sigue siendo todo un referente para sus habitantes y los turistas que se acercan a conocerlo. Y la segunda es que se puede encontrar de todo, desde productos típicos del país, como la carne de reno o de salmón, a un restaurante donde degustar las especialidades gastronómicas ya elaboradas.

Mercado de las flores, Ámsterdam

Uno de los más originales y famosos de todos los mercados es este, el Mercado de las flores de Ámsterdam. Aunque la flor que más se ve es el tulipán, lo cierto es que el mercado cuenta con una gran variedad de colores, clases y aromas que le dan mucho encanto al centro de la ciudad. Los apasionados de las flores tienen aquí su paraíso.