Hay una frase que ya se ha vuelto común: “los opuestos se atraen”, pero al parecer esa frase es ¡todo un mito!

Las personas no pueden formar relaciones de amor o amistad con personas que no tienen los mismos valores, visiones y prejuicios, eso es lo que dice la ciencia en un estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology

Luego de descubrir que las personas solo se sienten atraídas por aquellos que sostienen los mismos valores y puntos de vista, los científicos han encontrado que la teoría de que los opuestos se atraen es un mito

Los investigadores afirman que las personas afines se sienten atraídas entre sí, pero mantienen su distancia de aquellos que no se adhieren a sus creencias.

Para averiguar lo importante que es la similitud a la hora de formar parejas, los investigadores de Wellesley y la Universidad de Kansas reunieron a más de 1.500 pares al azar, incluyendo parejas románticas, amigos y conocidos.

Se les pidió completar una encuesta sobre sus valores, prejuicios, rasgos de personalidad y actitudes. La información se comparó para ver qué tan similar o diferente era cada par además de  averiguar si las personas en relaciones a largo plazo tenían más en común.

De acuerdo a los resultados, todas las parejas compartían visiones similares de la vida incluso aunque recién se hubieran conocido.

En un segundo experimento, los investigadores encuestaron a personas que recién se habían conocido en el colegio y luego las encuestaron un tiempo después. Con el paso del tiempo descubrieron que no había prácticamente ningún cambio en las creencias, lo que sugiere que si las parejas entran en una relación con la esperanza de cambiar las opiniones de la otra persona, es poco probable que funcione.

La investigación reveló que todo lo que interrumpe la armonía de la relación como los desacuerdos en actitudes, valores o preferencias, es probable que permanezca con el tiempo.

El cambio es difícil y poco probable, y resulta más fácil elegir personas que desde el comienzo se muestren compatibles con nuestras metas y necesidades. 

La profesora de Psicología de la Universidad de Kansas, Chris Crandall, asegura que todos tratamos de crear un mundo social en el que estemos cómodos, podamos ser exitosas y tener personas en quienes confiar y que puedan cooperar para alcanzar nuestras metas.

Y para poder crearlo, la similitud es muy útil y por eso las personas se muestran atraídas a ella la mayoría de las veces.

¿Qué opinas de esta investigación científica? ¿Coincides con la ciencia?