La actriz de Friends es todo un ejemplo de cómo se puede afrontar la madurez con naturalidad y hacer que se convierta en un aliado sinónimo de belleza. Pues, a los cuarenta y tres años, parece que el paso del tiempo no le ha afectado ni un poquito. Te contamos algunos de sus mejores secretos de belleza:

Yoga: Hace más de ocho años que Jennifer practica la disciplina del yoga. “Me di cuenta de los cambios dramáticos en mi cuerpo luego de que empecé a hacer yoga”, confesó. Su rutina además cuenta con una hora de ejercicios aeróbicos para mantener una figura bien atlética.

Alimentación: La actriz tiene una dieta balanceada a base de frutas, verduras y carnes magras. El azúcar, el pan y las pastas están restringidos. Y según nos cuenta, el secreto está en las colaciones: “Me encantan los melocotones con un pedazo de queso a media tarde. La sopa es otro snack saludable”. Por otra parte, bebe mucha agua para quemar las toxinas del cuerpo. Sin embargo, a veces se permite tomar una bebida cola light para darse un gustito dulce.

Ultra secret: Uno de sus secretos mejores guardados es beber un vaso de jugo de limón todas las mañanas para evacuar los desechos y las grasas.

No al bótox: La rubia no mantiene un rostro perfecto gracias al bótox, sino que se lo debe todo al jabón neutro que utiliza desde la adolescencia. Además, realiza cada mes, tratamientos anticelulíticos en un spa para conservar unas piernas divinas y toma té de hiervas para quemar la grasa abdominal.

¡A poner en práctica los secretos de Jennifer!