Pasó de ser una adorable y dulce niña en Hanna Montana a una joven cantante atrevida y rebelde. Pero de lo que estamos seguros, es que siempre se mantuvo divina. Aquí te contamos algunos de sus mejores secretos de belleza.

Piel: Para conservar una piel súper saludable, Miley realiza una rutina exfoliante en la ducha al menos dos veces por semana. En cuanto al rostro, cuando no está trabajando evita maquillarlo en exceso y lo mantiene fresco con un rocío de agua de rosas.

Make up: La cantante ama sus pestañas, por eso procura tenerlas siempre lindas. “Amo rizar mis pestañas”, escribió en su cuenta de Twitter recientemente. Para los labios, utiliza un bálsamo natural con un poco de brillo para resaltar su color de piel.

Cabello: Una melena fuerte y saludable se mantiene con profundos tratamientos de acondicionamiento. Pero ¿cómo controla su pelo rizado? Simple, aplica un desenredante anti friz, “¡Mantiene el cabello atrevido pero lindo!”, comentó ante la prensa.

Big Secret: Ella no toma demasiado sol ni asiste a la cama solar. ¿Cómo mantiene su bronceado natural? Con toallitas bronceadoras. Las aplica por la mañana y ya está lista para salir.

Gym: Miley ha encontrado en el pilates y el yoga dos disciplinas que la hacen sentir bien tanto externa como internamente. Por eso, acude a un centro especializado para practicarlas varias veces a la semana.