Soy madre de tres niñas que ya no son bebés. Puedo decir con orgullo que pude cuidarlas y aún estoy con vida, ¡no morí en el intento! Bueno… ninguna madre fallece por no poder con la crianza de sus hijos, todas logramos criarlos aunque por momentos sentimos que no podemos con ellos

Pero hacer esto tiene sus pequeños secretos que, como soy buena persona, quiero compartir contigo. ¡Ven que te cuento qué es lo que hice para sobrevivir al cuidado de mis hijas y no volverme loca!

Elige alguna cosa que para ti sea importante 

Seguro que tienes algo que consideras importante y que tiene que ver con el auto cuidado, ¿verdad? Pues bien, eso que haces a diario (puede ser ir al gimnasio, darte un baño de tina, dormir la siesta, escuchar un rato de música e inclusive ver tu serie preferida) nunca debes dejar de hacerlo.

Es una actividad no negociable, nada ni nadie -ni siquiera tu hijo- tiene el poder de evitar que lo hagas. En mi caso lo que siempre hacía, y aún hago, es escribir, eso me calma y me permite seguir adelante con la crianza de mis hijas sin enloquecer

Asume que no tienes tiempo para todo

¡No eres Wonder-Woman! Nadie tiene tiempo para hacer todo. La mayoría de las personas priorizan algunas actividades y dejan otras para otro día. ¿No tienes tiempo de planchar la ropa? ¡Hazlo en otro momento! Tampoco agregues más tareas a las que ya tienes, no es sano para tus hijos ni tampoco para ti, pues te pondrás nerviosa. 

Haz que respeten tus límites

Esto lo repito hasta el cansancio. Si dices que no, procura mantener siempre la misma postura. ¿No dejas que tu hijo toque algo que tú valoras? Dile que no y mantente firme. No le des importancia a los berrinches y sal del cuarto para que termine de desahogarse. Recuerda que poner límites cuando tus hijos son pequeños crea adultos responsables.

Pide ayuda

Vuelvo a repetir lo mismo, no eres una supermujer. Tienes que entender que todas necesitamos ayuda, y si hay cosas que no puedes hacer por ti misma, ¡no tengas temor de pedir ayuda! Tu pareja, tus padres y tus hermanos son personas que estarán encantadas de ayudarte en la crianza de los hijos, no tengas miedo de pedírselo.

No es tan difícil criar a los hijos, solo tienes que tener presentes estos pequeños truquitos y verás que todo saldrá como siempre lo has querido.