GYM

Si vas a hacer ejercicio no te pongas maquillaje. Lo tengo que decir antes que cualquier otra cosa porque lo mejor para tu piel es que pueda respirar mientras te ejercitas. Dicho esto, sabemos que para algunas es pecado salir de casa sin un poquito de color, por eso les tenemos estos tips para usar lo menos posible y verte fresca.

La piel

La mejor opción es combinar un poco de humectante con una gotita de base para emparejar un poco el tono de tu piel sin obstruir tus poros. Otra opción es agregar la gotita de base a tu bloqueador solar. Si necesitas más cobertura opta por una BB Cream, que es más ligera que el maquillaje simple. Si puedes sólo usar el humectante, mejor.

Los ojos

De preferencia usa sólo una capa de rímel a prueba de agua. Ten cuidado con cuál escoges porque algunos pueden provocar que te ardan los ojos cuando sudas. Si necesitas un poco más de punch usa un delineador en gel a prueba de agua para marcar una línea en tu párpado. Olvídate de la sombra, que se desvanece de forma dispareja con el sudor.

Labios

Lo importante es la humectación. Puedes escoger un humectante con un poco de color o un lipstick que no se corra. Te recomiendo los tonos rosados pero no muy cargados para que te veas lo más natural posible sin sentirte pálida. No necesitas delinear tus labios, en el gimnasio mientras sudas y tomas agua puedes perder el color interior y quedarte sólo con la línea que rompe completamente el efecto del “maquillaje natural”.

El blush

Es realmente innecesario que uses color en las mejillas porque estas se iluminarán por si solas cuando te ejercites, pero si haces ejercicios de poco impacto que no aceleran mucho tu ritmo cardiaco puedes aplicar un poquito de rubor en crema. De preferencia trata de igualar el tono de tus mejillas cuando te sonrojas. El rubor en crema permanece por más tiempo y no se corre tan fácilmente.

Recuerda que la base para un buen maquillaje es una buena piel. ¡No olvides mantenerte hidratada!