MASCARILLA

Las mascarillas con miel han sido usadas por generaciones de mujeres, ya que humectan naturalmente y contrarrestan las bacterias que causan esos molestos granitos.

La miel también es un excelente ingrediente para las pieles sensibles, que seguramente tienen reacciones alérgicas a muchos productos comerciales. Así que les dejamos una receta muy sencilla pero efectiva y como plus encontrarán dos secretos para mejorar la piel usando este ingrediente natural.

Ingredientes: un huevo y una cucharada de miel.

Instrucciones

1. Mezcla los ingredientes.

2. Aplica la mezcla en tu cara y cuello

3. Déjalo ahí por 15-20 minutos.

4. Enjuaga con agua tibia.

Tips extra

  • Si te salen granitos de repente puedes combatirlo untando una cucharada de miel en tu rostro. Espera por 15 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Si te pellizcaste algún granito  pon una gota de miel, con las manos limpias y espárcelo por el área afectada. Cúbrelo con una bandita y déjala ahí durante la noche. La miel mantendrá tu piel protegida de las bacterias y como bonus acelerará el proceso de curación.