Amorous couple on romantic date or celebrating together at resta

“Sólo un drink”, “no voy a dormir con él”, “no me lo voy a tomar en serio”. Estas son algunas de las mentiras que nos decimos a nosotras mismas antes de tener una primera cita. ¿Con cuál te identificas?

1. “No voy a dormir con él. Digo eso, y para evitarlo, no me depilo y evito usar ropa interior sexy”. Cuatro horas después lo estamos haciendo y pensamos: “rayos, debí depilarme y estar preparada para este momento”.

2. “Me digo a mí misma que sólo tomaré un drink porque no quiero parecer un desastre y más si me interesa tener un futuro con la persona. Sí. Nunca es sólo un trago. Siempre me prometo no beber más que uno pero terminan siendo 2 o 3 al final de la noche”.

3. “Siempre terminamos mintiéndonos con las mismas frases: No voy a acostarme con él para que así me respete. Si lo hago esperar me tomará en serio. Pero cuando lo conoces la química es increíble. ¿Cuáles son las reglas para salir con alguien? Esperar para tener sexo con alguien no siempre es sinónimo de compromiso. En el peor de los casos si tu cita deja de llamarte sólo porque tuviste sexo con él en la primera cita, entonces fue solo un idiota inmaduro”.

4. “Siempre me digo que la relación no será seria, que solo nos vamos a divertir y que no debo preocuparme por impresionarlo. Y me lo repito porque creo que la idea de compartir mi vida con alguien por siempre me asusta. Si quiero, pero es mucha presión para una primera cita, es más fácil pretender que no estás buscando algo más”.

5. “La peor mentira que me hago es pretender que me gusta un chico, incluso cuando sé que no es para mí. Eso me ha pasado algunas veces, cuando conozco a algún chico en una fiesta y pienso que es agradable pero, no, no siento esa chispa inicial. Cuando me invita a salir le digo, ¿por qué no?, aun cuando sé que no es para mí”.

6. “Me aterra lidiar con las expectativas de la primera cita. ¿Y si quiere tener sexo conmigo? ¿Y si no volvemos a salir? ¿Qué será de mí si paso una vida entera saliendo con dates diferentes? Finalmente tengo la cita y todo está bien. Es muy gracioso”.

7. “Siempre me repito que no me importa a donde vamos, pero honestamente, sí que juzgo al chico si me lleva a una cervecería. Probablemente nunca le regresaría la llamada. Recuerdo que un día un chico me invitó a salir y me dijo que fuéramos por unos drinks a Applebees. Odio las cadenas de restaurantes, así que le sugerí cientos de adorables lugares pero él insistió que lo único que disfruta es de estas cadenas de comida. No volví a salir con él nunca más”.

8. “Siempre digo que no voy a terminar en su casa porque creo que es importante regresar a la mía para reflexionar si realmente me gustó el chico. Obviamente no siempre lo cumplo”.

9. “Me dio que no voy a ser muy honesta o reveladora, pero al final las citas son como una entrevista de trabajo y soy un libro abierto, así que si alguien me pregunta de mi última relación hablaré de cómo me engañó. Un día una cita me dijo: ¿por qué me dices esto? Ahora creeré que tienes graves problemas”.