RECETA

Hoy traemos una propuesta gastronómica súper innovadora. Se trata de unas minipizzas croissant, esto es, unas facturas que por dentro están rellenas con un delicioso queso mozarela y un poco de salami. Perfectas para un aperitivo o una merienda. ¡Toma nota!

¿Qué se necesita? Una lámina de hojaldre refrigerada, mozarela u otro queso que se derrita bien, salami en láminas y 1 huevo.

¿Cómo se prepara? Esta es una receta muy fácil de preparar. Lo más complicado es cortar la masa en triángulos para luego dar forma a los croissants. Nuestra recomendación es que estires bien la masa con el rodillo para que luego te queden ligeros. Deben salir entre seis y ocho triángulos de una lámina de hojaldre.

Luego, uno a uno, colocamos un poco de mozzarella y salami en la parte más ancha del triángulo, los enrollamos (empezando por la base) y finalmente le damos forma de croissant doblando las puntas.

Es importante apretar bien las puntas para que luego no se salga el queso. También es recomendable no usar mozarela fresca, sino rallad o en cuadraditos. Con parmesano también puede ser una buena idea.

Finalmente, en una bandeja con papel de hornear, coloca los croissants, píntalos con huevo batido y hornea durante unos 20 minutos a 200ºC, incluso un poco más.