Courtney Love no solo vive de la música. Ahora, también se dedica a la publicidad. Esta vez, le puso el cuerpo a una marca de cigarrillos electrónicos NJOY.

Durante el comercial, se la puede ver a la viuda de Cobain fumando mientras una mujer mayor se le acerca para pedirle que lo deje de hacer. Ella no duda y le responde: “Relájate. Es un jodido placer”.

La cantante reconoció que le gustó mucho cómo quedó la publicidad. Pero esto no es todo, también fue convocada por la reconocida marca Yves Saint Laurent para formar parte de su nueva campaña.