La moda étnica incorpora al diseño motivos tribales e indígenas. En una mezcla sin igual, dibujos abstractos y colores como el naranja, rojo, marrón, y negro, se combinan con tejidos, flecos, accesorios dorados enormes y capas que recuerdan a México. Muy original y alegre, el estilo étnico gana terreno a pasos agigantados.

Combinarlos puede resultar difícil, pero valdrá el esfuerzo. Las texturas étnicas suelen ser pesadas y abrigadas, por lo que son ideales para las estaciones frías. Por esto, es que los vestidos étnicos o los sweaters pueden llevarse sin abrigos complementarios que compliquen la coherencia del outfit. Es importante cuidar el look para que no quede demasiado chillón: ¡el arte de mezclar debe activarse por completo!

Los accesorios artesanales son protagonistas. Pulseras de madera de colores o cosidas están a la orden del día. Aros comprados en ferias y collares traídos de alguna vacación pasada también pueden colaborar en el armado del look. ¡Anímate hoy mismo a volverte étnica!