Sí, a ellas también les gusta estar a la moda. Por eso, en esta nota les brindamos los mejores consejos para vestirse y que se sientan ¡las mamás más lindas del mundo!

Embarazadas: Es uno de los momentos más lindos para cualquier mujer, pero a veces puede resultar complicado encontrar la ropa adecuada. Lo ideal es elegir prendas sueltas y bien cómodas, así te sentirás a gusto y podrás lucir tu hermosa pancita. Te recomendamos utilizar túnicas y vestidos largos con cuellos abiertos para estilizar tu figura. Los strapless con forma de corazón y tiras de tamaños medios también quedan muy lindos y sostienen muy bien el busto. Deja tu pelo suelto y con movimiento para verte súper dulce.

Reciente mamá: Después del embarazo, la preocupación suele ser cómo queda el cuerpo y cómo vestirte para seguir viéndote divina. Nuestros consejos son: usar blusas con muy buena caída, livianos y sueltos en la zona de la pancita. También puedes incorporar sacos, blazers y chaquetas abiertas en tonos oscuros para afinar el torso. En cuanto a los pantalones, los de tiro medio a alto son los mejores, y en los pies, las plataformas te otorgarán altura y comodidad para seguir sintiéndote súper femenina.

Mamá de chicos chiquitos: En este caso, la idea es estar bellas, pero, sobre todo, tener practicidad y estar cómodas. Así podrás estar preparada para cualquier situación imprevista o para las sorpresas que te darán tus hijos cada día. Para esto, son fundamentales los accesorios: un buen reloj, lindos zapatos, un foulard de seda, una cartera trendy, un saco de calidad o una chaqueta de cuero. De este modo, vas a verte bien canchera y lista para todo. Los jeans y las leggins serán tus grandes aliados. Mientras que el calzado perfecto son las balerinas, pues no solo son muy cómodas, sino que vienen en millones de modelos súper lindos y delicados. Para el pelo: utiliza el cabello recogido con una cola de caballo, rodetes desprolijos o alguna trenza cocida que despeje tu rostro.

Mamá de adolescentes: Los chicos ya están grandes, así que, para las mamás de adolescentes, el objetivo es dedicarte a ti misma por completo. Pero cuidado ¡aléjate del guardarropas de tus hijas! Viste pantalones de tiro medio o alto en cortes rectos o semi oxford. Los palazos te quedarán divinos. También puedes optar por faldas de corte A, a la altura de la rodilla. Para la parte superior, camisas y blusas en todas sus variedades y un buen blazer o trench. Ten en cuenta que a medida que aumente tu edad, el pelo suele utilizarse cada vez más corto. Pero nuestra recomendación es que mantengas cierto volumen, generando ondas desarmadas por ejemplo, para no perder la naturalidad.