Ya te hemos contado algunos de los productos más sofisticados y vanguardistas para aplicarte en tus uñas. Pero esta vez, te traemos una novedad bien casera, barata y súper fácil de hacer. Se trata de un diseño hecho nada más y nada menos que con sal. Sí, la mismísima sal que utilizas en tus comidas. Es increíble, pero le de un efecto muy lindo a tus uñas y requiere de muy poco esfuerzo. ¡Manos a la obra!

¿Qué se necesita? Esmaltes de diferentes colores, esmalte tranparente, sal semi gruesa y una hoja de papel.

¿Cómo se realiza? Para empezar, pinta tus uñas del color de base que hayas elegido. En este caso, nosotras quisimos pintarnos una uña de cada color y en tonos pasteles, pero tú puedes elegir un solo color de base. Déjalo secar bien.

Mientras tanto, coloca abundante cantidad de sal sobre la hoja de papel y resérvala. Coloca en la primer uña un poco de esmalte tranparente. Rápidamente, y antes de que seque, échale la sal por encima con la ayuda de la hoja de papel. Presiona bien y luego quita el excedente. Repite el mismo proceso en cada una de tus uñas.

Luego de que sequen, cubre tus uñas con un poco más de esmalte transparente para proteger tu diseño. Verás como la sal refleja el color base de tus uñas, lo cual genera un efecto muy lindo. Y… ¡listo! ¿Qué te parece este nail art con sal?