La ex Pussycat Doll confesó que a la hora de satisfacer sus antojos, elige volver a sus raíces. “Nací en Hawái, así que soy amante de la comida hawaiana”, declaró la cantante recientemente.

Entre sus platos favoritos se encuentran el atún seco con salsa de soja, las tortitas de plátano y jarabe de coco cubiertas con chocolate y nueces, y el cerdo Kalua, una carne de cerdo cocida en un horno subterráneo.

“Dios mío, podría subir de peso con solo nombrar los alimentos”, fueron sus últimas palabras.