Un nuevo escándalo involucra a los Kardashian, la familia más famosa de los realities norteamericanos, ya que Khloe y su marido, Lamar Odom, fueron acusados de fraude por haber creado la fundación contra el cáncer Cathys Kids en el 2004 y quedarse con todo lo recaudado.

Según una investigación realizada por la cadena deportiva ESPN, 115 fundaciones benéficas asociadas con atletas no otorgan completamente el dinero recolectado hacía la causa que promocionan y Cathys Kids, la cual fundó Odom en honor a su madre fallecida, integra esa lista.

Lo cierto es que Khloe negó la acusación mediante su página web, donde escribió: “Es una pena que mi marido haya sido el blanco de un ataque a la caridad de los atletas, a pesar de que él mismo contribuyó personalmente con 2,2 millones de dólares a su fundación para cumplir con sus propósitos caritativos… Los millones de dólares que aportó Lamar constituyeron más del 90% de los fondos recaudados por la fundación”.

“Ni un centavo fue destinado para ayudar a Lamar personalmente o a algún miembro de su familia. Ninguno de los fondos caritativos fueron mal utilizados”, aseveró la menor del trío de hermanas.