En esta oportunidad te traemos una propuesta de maquillaje súper original que tiene como protagonistas los ojos. Solo se necesita un poco de práctica y verás que fácil se logra. ¡Manos a la obra!

¿Qué se necesita? Sombras dorada, verde, violeta y gris, delineador líquido negro, máscara de pestañas, rubor coral y labial nude.

¿Cómo se realiza? Luego de aplicar el corrector y la base, colorea tu párpado móvil con la sombra verde. A continuación, utiliza el color gris para marcar la profundidad de la mirada, pintando en la línea de unión del párpado con la ceja hasta llegar al exterior del ojo. Luego, utiliza la sombra dorada para darle luz al área del lagrimal y para terminar, el color violeta que va en el centro del ojo. Una vez dispuestos los colores deberás combinarlos difuminándolos. Ayúdate con un poco más de sombra de cada color y con la sombra verde de base. En el párpado inferior, realiza pequeñas líneas en el mismo orden de colores (dorado – verde – violeta – gris). Haz un delineado bastante marcado y agrega mucha máscara de pestañas. Por último, colorear tus pómulos con el rubor y pinta los labios.