PANACOTA

Los postres sin horno me son muy fáciles, pues no hay necesidad de controlar temperaturas ni cocciones. Si esto es lo que buscar seguro que disfrutarás preparando esta Pannacota de pasta de avellanas, rápida, sencilla, pero deliciosa. ¡Toma nota!

Ingredientes: 500 centímetros cúbicos de crema líquida, 70 gramos de pasta de avellanas, 25 gramos de azúcar, un paquetito de gelatina sin sabor hidrata en agua y avellanas trituradas para decorar.

Preparación: Calentamos la crema líquida, con el azúcar y la pasta de avellanas y llevamos la mezcla a ebullición. Removemos hasta que veamos bien unidos todos los ingredientes. Retiramos del fuego y añadimos la gelatina ya hidratada, removiéndola con unas varillas hasta que se disuelva.

Echamos la pannacota en los vasitos y dejamos refrigerar durante un mínimo de seis horas. Decorarlas con trocitos de avellanas.

La pannacota de pasta de avellanas es un broche de oro para cualquier comida. Es recomendable servirla en pequeños vasitos, pues como tiene ingredientes densos es como si comierais un pequeño bombón. ¡Qué lo disfrutes!