PAPITAS

¿A quién no le paso ir caminando por la calle y antojarse con una deliciosa porción de papas fritas recién hechas? ¡En Bélgica encontraron la solución!

Hace un par de semanas instalaron la primera máquina automática de venta de patatas fritas frente a un supermercado en Bruselas.

“La máquina fue probada en India y Rumanía. Tardamos un año en adaptarla para cocinar en grasa de res”, explicó al diario La Derniere Heure, Tuline Bey, de la empresa BreakTime Solutions, encargada de llevar adelante el proyecto.

Por 2,5 euros (3,34 dólares), la máquina ofrece una porción de 135 gramos de papas fritas, cocinadas en 90 segundos. Los clientes pueden escoger entre ketchup, mayonesa y salsa samurai y además reciben sal y un tenedor de plástico. ¡Es una genialidad!

La máquina, que tiene capacidad para 25 kilogramos de patatas congeladas (185 porciones), cuando se está quedando sin reservas, le envía un mensaje de texto al distribuidor para que venga a renovarlas.

Como si esto fuera poco, Bey aseguró que están trabajando para brindar más alimentos: “En un futuro planeamos ofrecer máquinas con dos grandes freidoras que nos permitirían cocinar nuggets”.

¡Qué buena idea! ¡Queremos que la máquina expendedora de papas fritas llegue a Latinoamérica!