Después de los rumores de infidelidad, la cantante salió sin el anillo de compromiso que le regaló su novio. Sin embargo, más tarde negó una ruptura. ¿Qué pasó?

Los rumores no dejan de girar en torno a Miley Cyrus y su novio, Liam Hemsworth. Todas las alarmas se encendieron cuando a él se lo vio en una fiesta pre Oscar, muy cerca de la estrella de Mad Men January Jones, y a ella, en otra, junto con su madre.

“Mi nueva música callará a todos”, twitteó ella luego de estas versiones, “no discutiré nada más salvo mi música de ahora en más”.

Pero después, aunque no habló, sorprendió a todos. Se la vio en la noche de Los Ángeles sin su anillo de compromiso.

Ante nuevos rumores, Miley volvió a hablar en la red social. “Estoy tan cansada de L.A.. Y cansada de las mentiras que vienen con ella. No cancelé mi boda”, escribió, y siguió: “Me voy a tomar un recreo de los medios sociales”.

A pesar de todo, para que la relación va viento en popa.