RECETA

No sabemos bien qué tiene el picante que resulta tan atractivo. Lo que sí sabemos es que esta receta de pollo crujiente con mayonesa picante conquistará cualquier paladar. Cada trocito de pollo esconde un rebozado ligeramente picante que le aporta un sabor único. Y con el agregado de la mayonesa tendrás una verdadera explosión de sabor en la boca. ¡Toma nota!

¿Qué se necesita? Para el pollo: 1 pechuga de pollo cortada en dados, 100 centímetros cúbicos de leche, 1/2 limón, 1 huevo, 100 gramos de harina, 50 gramos de almidón de maíz, salsa picante (Tabasco), pan rallado, sal y pimienta. Para la salsa: 2 cucharadas de mayonesa, 1 cucharadita de miel, 2 cucharaditas de tabasco.

¿Cómo se prepara? Los empanados tradicionales conllevan pasar la carne por huevo, harina y pan rallado. El empanado de esta receta va un poco más allá para conseguir un rebozado más crujiente y a la vez suave, jugoso y sabroso, sin olvidarnos del punto de picante.

Empieza cortando la leche con el jugo de medio limón. Simplemente añade el jugo de medio limón a la leche y deja unos 10 minutos a temperatura ambiente. Transcurrido ese tiempo, mezcla en un cuenco la leche, la harina, el almidón de maíz y el huevo. Añade también una cucharadita de tabasco, sal y pimienta.

El siguiente paso es bañar los dados de pollo en la masa que has preparado. Después impregna bien de pan rallado las piezas y fríelas en una sartén con abundante aceite caliente. Retira del fuego y deja que se escurra el aceite sobrante en papel de cocina.

Por último, antes de servir, prepara la salsa de mayonesa picante. Solo tienes que mezclar dos cucharadas de mayonesa con dos cucharaditas de tabasco y una cucharadita de miel. Si quieres que coja un poco más de color, más que añadir tabasco, que la haría demasiado picante, puedes añadir un poco de kétchup.