Es una de las tendencias que se viene imponiendo desde hace algún tiempo. ¿De qué hablamos? De los relojes de colores, una manera súper fácil de ponerle onda a tu look.

Dentro de la amplia gama de ofertas encontramos dos estilos bien definidos: el deportivo y el casual. El primero es ideal para combinar con un lindo conjuntito para ir al gimnasio. Puedes escoger un reloj digital del mismo color de tus zapatillas. Violeta y fucsia son nuestros favoritos.

En el caso de los relojes casual, son perfectos para utilizar con una vestimenta descontracturada. En este caso, te recomendamos optar por uno analógico. Los tonos pastel, como rosado, turquesa o amarillo, quedan divinos con prácticamente cualquier prenda.

Pero si lo que tú quieres es que tu reloj sea el centro de atención, inclínate por los colores neón. Sí, los colores neón invadieron toda la moda y los relojes no se quedaron afuera. Atrévete a los naranjas y amarillos fosforescentes para el verano. ¡Resaltarán tu piel bronceada!