Los investigadores de la Universidad de Knox han descubierto cuales son los parámetros que hacen que alguien sea percibido como espeluznante ante los ojos de otro.

El estudio encuestó a 1,341 personas, que tenían una edad promedio de 29 años. Los participantes del estudio tenían que calificar qué tan espeluznantes eran 44 comportamientos y hábitos diferentes.

Pues resulta que lo espeluznante se percibe cuando alguien interactúa con algo que está “fuera de la norma, al igual que una persona con patrones de comportamiento característicos, o rasgos físicos inusuales”, según el sitio Slate.

Lo que sucede es que la persona no sabe si debe interpretar la interacción como una amenaza, y por lo tanto se desorienta. Los comportamientos considerados espeluznantes, de acuerdo a la encuesta, eran lamer constantemente los labios o hablar de un mismo tema (por lo general el sexo) una y otra vez en una conversación.

Las características más espeluznantes eran tener el cabello graso, la ropa sucia y una “peculiar sonrisa,” de acuerdo con Slate.

El estudio también descubrió que los hombres eran más propensos a ser considerados raros, y las mujeres más a menudo asociaban la “amenaza sexual con comportamientos espeluznantes”. El 75% de los participantes del estudio eran mujeres, por lo tanto los resultados posiblemente podrían haber sido diferentes si más hombres estuvieran involucrados.

Los participantes de la encuesta también dijeron lo que para ellos eran los puestos de trabajo más espeluznantes, y los payasos eran una de las principales respuestas. También se incluyeron los taxidermistas y los directores de funerarias. Mientras que la ocupación menos espeluznante era meteorólogo.