En esta oportunidad te traemos una propuesta de un clásico de la gastronomía Latinoamericana, el arroz con leche, acompañado con una deliciosa salsa de fresas para agregarle un toque de sofisticación al postre.

¿Qué se necesita? Para el arroz: 120 gramos de arroz, ¾ litro de leche, 30 gramos de azúcar, 1 cucharada de gelatina en polvo, ½ rama de canela y cáscara de medio limón. Para la salsa: 30 gramos de azúcar y 250 gramos de fresas.

¿Cómo se prepara? Empecemos por la salsa. Licúa las fresas y colócalas en una cacerolita junto al azúcar. Llévala a fuego hasta que rompa el hervor, pero procura que no se pegue. Reserva la salsa en el refrigerador. Por otra parte, disuelve la gelatina con un poco de leche y deja reposar por diez minutos hasta que se disuelva. Calienta a fuego lento la leche con el arroz, la canela, el azúcar y la cáscara de limón. Retira del fuego cuando el arroz esté cocido y se haya consumido un poco de la leche. A continuación, añade la gelatina y remueve constantemente. Vierte la preparación en unos lindos vasos transparentes y resérvalas en el refrigerador hasta el momento de servir. Antes de llevar a la mesa, coloca la salsa encima y, si quieres, unas rodajas de fresas para decorar. ¡Sublime!