Para los amantes del café, una versión de crema helada que deleitará a todos.

¿Qué se necesita? Dos huevos, dos yemas, 125 gramos de azúcar, una cucharada de café instantáneo, 250 centímetros cúbicos de crema de leche, media taza de amarettis y media taza de almendras.

¿Cómo se prepara? Batir sobre baño María las cuatro yemas y el azúcar hasta conseguir que queden bien cremosas y espesas. Luego y fuera del calor, espolvorear el café e incorporar los amarettis rotos y las almendras molidas pero no hechas polvo; agregar la crema batida a medio punto y las dos claras batidas a nieve. Mezclar todo con movimientos envolventes, guardar en el congelador como mínimo dos horas. Para servir retirar unos minutos antes del frío y espolvorear cada porción con más amarettis o almendras troceadas.