Un postre a puro sabor, súper fresco y dulce. Ideal para el veranito. Te damos la receta para hacerlo con naranjas, pero lo puedes realizar con el cítrico que más te guste.

¿Qué se necesita? 6 naranjas, 1 pote de nata, 3 claras y 100 gramos de azúcar.

¿Cómo se prepara? Cortar las naranjas por un extremo, como si le quitaras una tapita. Luego, sácales toda la pulpa y obtén el jugo (si no es mucho, puedes exprimir dos naranjas más para complementar). Reserva las cascaras, pues allí serviremos el postre. Por otro lado, monta la nata y déjala reposar en la nevera. Bate las claras con el azúcar a punto nieve. Agrega el jugo de naranjas bien despacio para que no se bajen y luego la nata montada. Rellena las cáscaras de naranja y lleva al refrigerador por tres horas.

Tip extra: Puedes sorprender a todos los invitados con un gran flambeado. Lo único que tienes que hacer es, unos minutos antes de llevar a la mesa, coloca en cada cazuelita de naranja un poco de coñac y préndelo fuego.