Una suerte de bomboncitos, perfectos para servir con el café o regalar en pequeñas cajitas de cartón. ¡Súper fáciles de hacer!

¿Qué se necesita? 3 tazas de hojuelas de maíz y 200 gramos de chocolate (blanco, amargo o con leche).

¿Cómo se prepara? Derrite el chocolate a baño maría o microondas y espera a que entibie. Luego, agrega las hojuelas de maíz y mezcla, procurando romperlas un poco. Humedece tus manos y forma bolitas del tamaño que desees, colócalos sobre una placa con papel encerado y refrigéralos hasta que estén firmes. Sírvelos en pirotines y, si quieres, puede agregarles alguna fruta seca por encima. ¡Qué lo disfrutes!