POSTRE

Hoy te traemos un postre súper fácil de hacer. Ideal para aquellos días que estamos antojados de chocolate y queremos darnos un gustito rápido. Y lo mejor es que ¡se hacen en tazas!

¿Qué se necesita? 250 centímetros cúbicos de crema de leche, 90 gramos de chocolate semiamargo, 4 yemas, 3 cucharadas de azúcar y una cucharadita de esencia de vainilla.

¿Cómo se prepara? Precalentar el horno a temperatura media-baja (170°C). Calentar la crema en una cacerola. Incorporar el chocolate picado y revolver hasta que se funda.

En un bol batir las yemas con el azúcar y perfumar con la esencia de vainilla. Agregar la crema con chocolate y mezclar hasta homogeneizar. Colar la preparación para eliminar cualquier grumo que hubiera.

Con ayuda de un cucharón, distribuir en tazas o en moldes individuales aptos para horno y mesa. Ubicarlos dentro de una asadera; verter en ella agua hirviendo suficiente para que alcance la mitad de la altura de los moldes. Hornear aproximadamente 25 minutos. Retirar y dejar enfriar.

Si se desea, decorar con crema batida y espolvorear con cacao. ¡Qué lo disfrutes!