POSTRE

Hoy te traemos una receta imperdible. ¿A quién no le gusta el cheescake? La tarta de queso es una de las más consumidas en todo el mundo y esta vez la vamos a hacer de sabor súper dulce pues el ingrediente principal será el dulce de leche o manjar. Y lo mejor, es que las haremos en versión mini para no solo cautivar los paladares sino también la vista. ¡Toma nota!

¿Qué se necesita? 300 gramos de dulce de leche repostero, 300 gramos de queso crema, 75 gramos de crema de leche, 1 cucharada de fécula y 3 huevos. Para la base:
1 paquete galletitas de chocolate y cantidad necesaria de manteca.

¿Cómo se prepara? Para la mezcla: Batir los huevos con la fécula de maíz sin que espumen demasiado. Por otra parte, mezclar el dulce de leche con el queso crema y la crema de leche. Unificar ambas preparaciones y reservar.

Para la base: Triturar las galletitas con ayuda de un mixer. Agregar de a poco manteca fundida hasta poder formar una pasta al presionar la mezcla con la mano. Disponer la preparación en el fondo de aros individuales para torta, previamente enmantecados y enharinados. Volcar el mix de cheesecake y cubrir con papel manteca. Cocinar en horno bajo (140° c) durante 1 hora aproximadamente.

Delicioso ¿no?