Un delicioso postre, ideal para disfrutar en una hermosa noche de verano.

¿Qué se necesita? Para la masa: 150 gramos de harina, 75 gramos de manteca, un huevo, una pizca de sal y una de azúcar. Para el relleno: Un mango, una cucharada de jugo de limón, 20 gramos de manteca, 30 gramos de azúcar rubia y una medida de licor de naranja. Para la cubierta: 500 gramos de helado de crema americana y hojas de menta.

¿Cómo se prepara? Cernir la harina en un bol y agregar la manteca fría cortada en cubos y el resto de los ingredientes de la masa. Unir todo con la punta de los dedos, formar un bollo, envolver en film y reservar en frío por media hora. Pasado el tiempo, estirar la masa y cortar círculos para forrar tarteletas individuales. Llevar nuevamente a la nevera hasta que endurezcan un poco y cocinar en horno precalentado por 15 minutos o hasta que apenas doren. Mientras tanto, pelar el mango y cortarlo en fetas o gajos no muy finos. Rociarlos con el limón y saltearlos junto a la manteca y el azúcar. Volcar el licor a último momento y seguir cocinando hasta que el alcohol se reduzca. Para el armado final, rellenar cada tarteleta precocida con el salteado de mangos frío; poner una bocha de helado por encima y decorar con hojas de menta. ¡Qué delicia!