Ideales para degustarlos a la hora del té junto a la mejor compañía.

¿Cómo se preparan? Mezclar por un lado harina leudante, azúcar y una pizca de sal, y por otro, mantequilla derretida, huevos y leche. Verter los líquidos sobre los secos y batir hasta que quede una preparación homogénea. Por último incorporar los arándanos. Colocar la masa en moldes para muffins y cocinar en el horno. Servirlos espolvoreados con azúcar glas.

¿Cómo es su sabor? Super dulce, con un dejo de acidez, producto de los arándanos.

¿Con qué se acompaña? Un rico té de canela y frutos rojos. También, se pueden ofrecer en caliente y con una bochita de helado de vainilla, para deleitar luego de una rica cena.