Un delicioso pastel de fruta y coco, ideal para la hora de la merienda.

¿Qué se necesita? 750 gramos de frutos rojos, una cucharada de fécula de maíz, media taza de agua, dos tazas de harina leudante, tres cuartos taza de azúcar, un tercio taza de coco rallado, 125 gramos de manteca, un huevo y tres cuartos taza de leche.

¿Cómo se prepara? Poner en una cacerola los frutos rojos junto con la fécula disuelta en el agua y cocinar a fuego suave hasta que hierva. Retirar y dejar enfriar. Por otro lado, tamizar la harina y mezclarla con el azúcar y el coco, poner en el centro la manteca fría y hacer un arenado. Reservar una taza de esta preparación. Añadirle al resto el huevo y la leche, y mezclar hasta que se forme una pasta pesada y homogénea. En un molde redondo desmontable de 20 centímetros, forrado con papel manteca apenas engrasado, volcar dos tercios de la mezcla. Poner la fruta en el centro, cubrir sin dejar blancos con el resto de mezcla y espolvorear por encima la taza reservada. Hornear a temperatura moderada por 40 minutos. Y… ¡a comer!