Un riquísimo postre y súper fácil de hacer, ideal para los amantes del chocolate.

¿Qué se necesita? 400 gramos de bizcochuelo o budín de chocolate, 200 gramos de dulce de leche, 100 gramos de chocolate amargo, 100 gramos de chocolate blanco y 100 gramos de nueces. Para el ligue: tres huevos, 150 centímetros cúbicos de leche, 150 centímetros cúbicos de crema de leche, una cucharada de azúcar, una cucharadita de cacao, una cucharadita de café instantáneo y una cucharadita de esencia de vainilla.

¿Cómo se prepara? En un molde para horno de 20 por 15 centímetros, apto para llevar a la mesa, colocar la mitad del bizcochuelo desgranado en migas grandes. Repartir por encima cucharadas de dulce de leche sin esparcir, cubrir con la mitad de los dos chocolates groseramente troceados, la mitad de las nueces picadas y tapar con el resto del bizcochuelo desmigajado.

Para el ligue, mezclar los huevos con el resto de los ingredientes y volcar sobre la preparación anterior cuidando de repartir parejo por todo el molde. Cubrir con el resto de los chocolates troceados y las nueces picadas, y llevar a horno moderado por veinte minutos. Servir caliente o tibio. ¡Delicioso!