Un postre caribeño para disfrutar en días de calor y con una linda vista al mar.

¿Cómo se prepara? Montar nata y mezclar con leche condensada, jugo y ralladura de lima. Luego verter la preparación en copas, intercalando con pedacitos de bizcochuelo de vainilla y dejar enfriar en la heladera. Por último, decorar con rodajas de lima y bucles de chocolate.

¿Cómo es su sabor? Mezcla de acidez y dulzor, delicioso y refrescante.

¿Con qué se acompaña? Pueden agregarse otras frutas como fresas, frambuesas, cerezas o melocotones.