Un postre súper fácil, ideal para preparar con niños.

¿Qué se necesita? 300 gramos de chocolate semiamargo, 150 gramos de crema de leche, cantidad necesaria de copos de maíz y cantidad necesaria de granas de chocolate.

¿Cómo se prepara? Calentar la crema sin llegar a punto de ebullición y, bien caliente, volcarla sobre el chocolate cortado ya dispuesto en un bol. Dejar reposar por un minuto para que el calor de la crema derrita el chocolate y luego mezclar con batidor hasta homogeneizar. Cuando la preparación esté tibia, agregar toda la cantidad de copos de maíz hasta que absorba y dejar enfriar. Tomar pequeñas porciones de la preparación, darles forma de bolitas y luego pasarlas por granas de chocolate y colocarlas en pirotines.