recetas

Cuando llegan las vacaciones, los niños se quedan en casa y hay que entretenerlos. Por eso, qué mejor idea que cocinar algo todos juntos. Aquí te dejamos dos de las mejores recetas de postres para cocinar con tus hijos, primitos o sobrinitos y pasar un día a pura risas y diversión.

Biscochuelo

Sin duda si hay una elaboración elemental y simple en la cocina son los biscochuelos. Una receta básica pero que a la vez es muy versátil a la hora de agregar ingredientes para crear distintos sabores, y con fórmulas tan fáciles que los peques podrán ayudarnos en todo el proceso. Batir, mezclar, espolvorear…son tareas divertidas que les encantan a los niños.

Receta: Biscochuelo básico de vainilla

Ingredientes: 375 gramos de mantequilla a temperatura ambiente, 330 gramos de azúcar normal, 6 huevos, 375 gramos de harina, un chorrito de esencia de vainilla y una cucharada de levadura en polvo.

Preparación: Encendemos el horno a 160ºC. Ponemos la mantequilla y el azúcar en un cuenco y dejamos que los niños los mezclen con los dedos hasta que queden unificados, como una pasta ligera y cremosa. Luego, tomamos el mando los adultos. Integramos los huevos y la esencia de vainilla. Agregar la harina y el polvo y dejar que los niños mezclen. Colocar en molde enmantecado y enharinado. Cocinar en horno por 45 minutos o hasta que esté listo. Puedes bañarlo con chocolate o rellenarlos con dulce de leche. ¡Lo a los niños más le guste!

Galletas

Las galletas son otro punto fuerte a la hora de cocinar con niños dado que la masa es muy sencilla de manejar y a ellos les encanta hacer bolitas y formas como si de plastilina se tratase. Eso sí, intentad elegir un día que no haga excesivo calor para que la masa aguante el trote y el horno no moleste demasiado.

Receta: Cookies de chocolate, plátano y avena

Ingredientes: 180 gramos de mantequilla reblandecida, 175 gramos de azúcar moreno, 1 huevo, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 225 gramos de harina blanca (tamizada), 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio (tamizado), 1 cucharadita de canela (tamizada), 1 taza de plátano machacado con un tenedor (2 plátanos medianos), 190 gramos de pepitas de chocolate y 180 gramos de copos de avena.

Preparación: Precalentamos el horno a 180ºC. Ponemos la mantequilla y el azúcar en un cuenco grande y lo mezclamos (podemos utilizar unas varillas o una batidora automática). Si utilizáis varillas, según la edad de vuestro hijo, podéis dejar que ellos mismos las sujeten. Mezclamos durante unos 5 minutos. Ahora seguimos mezclando con una cuchara de madera y añadimos el huevo, batiendo hasta que esté bien mezclado. Añadimos la harina, el bicarbonato de sodio, la canela y el plátano y seguimos mezclando. Por último, agregamos las pepitas y la avena. Ponemos papel vegetal en una bandeja de horno. Hacemos bolas con la masa y las colocamos en la placa, dejando espacio entre ellas, pues se van a expandir. Hornear durante 12 minutos o hasta que estén apenas doraditas.