Enmarcado contra el bellísimo telón de fondo de las montañas de la Sierra Madre, Puerto Vallarta es popular entre los viajeros que buscan una escapada romántica. Las opciones de alojamiento van desde resorts cinco estrellas y condominios para la familia frente a la playa, hasta pequeñas haciendas. Además de disfrutar de la playa, puedes probar una clase de cocina, salir a avistar ballenas o recorrer las calles de adoquines de la antigua Vallarta.

Es una ciudad mística que guarda la tradición en sus plazas, en sus calles, en su gente: encierra el colorido de sus expresiones culturales y sus bellezas naturales que hacen de esta ciudad un paradisíaco destino.

Ubicada en la Costa del Pacífico, donde se unen el estado de Jalisco y Nayarit, justo ahí donde se asienta la Bahía de Banderas, Vallarta ofrece el encuentro de dos mundos: la tradición y la vanguardia reunidas para abrir una ventana al mundo a un lugar pintoresco lleno de colores, sabores, aromas, leyendas y mucho más.

Entre los atractivos que hacen de Puerto Vallarta un lugar mágico, sin lugar a dudas, debemos mencionar la unión de tres diferentes ecosistemas: la Sierra Madre, los ríos y el Océano Pacífico, todos ellos reunidos en el Estado de Jalisco.

En la ciudad, los paisajes son únicos. Es imperdible dar un paseo por la Zona Romántica, sentarse en un bar y contemplar el mar. Caminar por el malecón y visitar la Vallarta histórica también es maravilloso. Pero lo mejor de este lugar son sus playas, de arenas suaves y aguas cristalinas. Algunas de las mejores son:

Playa de los Muertos: la más famosa, la más buscada y la más visitada.  Se encuentra ubicada al sur del Malecón y el río Cuale, delineada por hoteles de gran turismo. Ideal para una jornada de pura diversión.

Playa Gemelas: son playas de gran belleza natural, entre las más atractivas de esta ciudad. Son dos sitios que se localizan al suroeste de Puerto Vallarta México, cuyas principales características son la arena fina de color gris claro y un oleaje con pendiente media.

Playa Conchas Chinas: uno de los sitios más fascinantes de este destino turístico. A tan sólo unos minutos de la ciudad, esta playa se esconde entre selva y montañas: un lugar excepcional teñido por los verdes azulados de sus aguas y la arena gris claro.