La directora de moda y la modelo coincidieron con el mismo vestido en diferentes eventos: un modelo péplum de Peter Piloto, con estampado de mármol y cierre en el escote. Pero lo mejor de este vestido, es que su diseño no solo es ultra chic, sino que favorece las curvas de cualquier mujer.

Anna Dello Russo, editora de la versión japonesa de la revista Vogue, lució el vestido en la primera fila del desfile masculino de Salvatore Ferragamo. Lo combinó con aros turquesas, un sobre rígido y gafas en composé.

Por su parte, Miranda Kerr vistió el mismo modelo durante el homenaje a Pedro Almodóvar, que se realizó en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. La modelo también optó por pocos accesorios: solo un clutch fue más que suficiente.

Ambas combinaron el diseño con sandalias negras, de Manolo Blahnik en el caso de Dello Russo y de Nichloas Kirkwood en el de Kerr.

¿A quién le queda mejor?