Una es de la realeza y la otra se viste como si lo fuera. Charlotte Casiraghi y Sarah Jessica Parker tienen un gusto exquisito cuando de la moda se trata, y sus looks son ampliamente analizados por la prensa.

Por eso, no es sorpresa que hayan coincidido en el mismo vestido, un diseño del italiano Giambattista Valli.

La princesa de Europa lo eligió para la cena oficial la Boda Real del príncipe Alberto y Charlene Wittstock, en Mónaco. El color, un celeste muy lavado. Charlotte le agregó un cinturón y accesorios en plateado.

Sarah Jessica Parker, en cambio, vistió el diseño en color rojo y sin cinturón, en el estreno de su película Tentaciones en Manhattan.

¿A quién le queda mejor?