Ambas actrices saben cómo invertir el dinero. En este caso, las dos apostaron por un bolso negro de la última colección de Stella McCartney con el que pasearon por toda la ciudad.

Se trata de un bolso con detalles en brillos, súper cómodo y elegante, ideal para llevar a todos lados.

Jennifer lo llevó con un look bien señora: denim, botas, camisa y blazer negro. Pelo recogido y bolso al hombro para pasear durante el día.

Por su parte, Jenna optó por un estilo mucho más moderno que incluye maxi falda gris y camisa de jean. Así, logró que su bolso se luzca mucho más.

¿A quién le queda mejor?